Promociones exclusivas para clientes

Prueba y la argumentación de los hechos, La

Recomendar a un amigo Añadir a mis libros
Libro electrónico*:
Disponible en versión pdf drm Disponible en versión epub Disponible lectura nube
$ 228.00 MXN
*Para visualizar los libros electrónicos debe tener instalado Adobe Digital Edition en su equipo. Para conocer más pulse aquí.


El libro que se presenta es consecuencia de los ensayos que se expusieron en el seminario ?La prueba y la argumentación de los hechos?,celebrado los días quince y dieciséis de abril de 2013 en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. La finalidad del seminario y de este libro es reflexionar sobre la prueba de los hechos desde una perspectiva de teoría y filosofía del Derecho y, no exclusivamente, desde las visiones procesales tradicionales. Los ponentes del seminario y autores de los ensayos que contienen esta obra son tanto académi cos como magistrados locales y federales ?también el ministro Jose Ramón Cossío Díaz nos acompañó en el seminario y su análisis está recogido en estas páginas?. A todos los ponentes del seminario y a los participantes les damos nuestro más sincero agradecimiento. Consideramos que el trabajo que presentamos puede contribuir a estudiar los problemas vinculados a la prueba y a la argumentación, con los lentes de las nuevas teorías jurídicas. Es importante decir que el derecho a la prueba es un derecho fundamental que amerita ser estudiado y estimado así por teóricos, juzgadores y autoridades. Este derecho se compone de cuatro elementos que son: 1) El derecho a utilizar todas las pruebas de las que se dispone para demostrar las acciones y las excepciones; 2) El derecho a que las pruebas sean practicadas y desahogadas durante el proceso; 3) El derecho a la valoración racional de las pruebas; y, 4) El derecho a exigir al juez o a la autoridad la obligación de motivar o argumentar los aspectos fácticos y probatorios de su decisión. El último elemento del derecho a la prueba nos vincula con la argumentación. La justificación o motivación debe referirse tanto a los hechos probados como a los no probados. La obligación de motivación es el instrumento que evita la arbitrariedad y la discrecionalidad judicial, así como también, la propensión de la cultura jurídica nacional a dejar los hechos sujetos a la íntima convicción del juzgador y no a controles exigentes de racionalidad y de estándar de prueba.

Introducir comentario
Libros escritos por
Si no se cargan automáticamente los resultados, pulse aqui para cargar