Me lo tenía merecido

Me lo tenía merecido
Recomendar a un amigo Añadir a mis libros
Libro electrónico*:
Disponible en versión epub
6,99 €
*Para visualizar los libros electrónicos debe tener instalado Adobe Digital Edition en su equipo. Para conocer más pulse aquí.
Informacion de venta en paises

Uno de los periodistas más respetados de la Argentina se anima a mostrar
su intimidad, con una colección de viñetas sobre su infancia, los
primeros amores, el periodismo, la familia, el fútbol y otras pasiones.


Pepe Eliaschev se anima a algo que muy pocos periodistas pueden hacer
hoy en la Argentina: se para sobre el presente y mira hacia atrás su
propia vida, sin ira ni indulgencia, y repasa los momentos clave,
echando mano tanto a la emoción del relato íntimo como al punzante rigor
propio de las mejores armas del periodismo. Eliaschev confiesa que ha
vivido y revela viñetas de aquellos días de niño judío en Buenos Aires,
mimado por sabias abuelas #rusas#con exquisiteces culinarias
inmemoriales; anécdotas de su paso como estudiante politizado por el
Nacional Buenos Aires; páginas de una adolescencia siempre bajo la
impronta de erotismos desbordantes; o los tempranos inicios como
aprendiz de periodista capaz de ver en los maestros virtudes y miserias.
El Pepe adulto entra en escena con una mirada crítica y aguda hacia la
violencia política, que deriva en un exilio en el que armonizan, pese a
todo, ausencias, pérdidas y construcciones vitales (una familia, una
carrera, una idea del mundo). Del hincha de Racing al corresponsal de
guerra, de ser hijo a ser padre y abuelo, de días resplandecientes a
otros realmente oscuros, un tránsito en el que va conformándose un
Eliaschev acaso secreto pero en inconfundible primera persona. Es decir,
expuesto a través de los ya acreditados matices de su voz
característica, de esa voluntad permanente de aunar datos con conceptos,
de una manera de decir que le da forma a este recorrido biográfico
único.

Introducir comentario
Libros escritos por
Si no se cargan automáticamente los resultados, pulse aqui para cargar