Pedidos y atención al cliente
TLF:(55) 6550 2317    TLF:(55) 5511 7134

Cesta de la compra

Cesta de compras
 
Fecha publicación: 2016
Editorial: Tirant lo Blanch
Colección: Manuales de Derecho Civil y Mercantil

1ª Edición / 280 págs. / Rústica / Castellano / Libro

ISBN13:9788491196228
Observaciones:

Promociones exclusivas para clientes

Por la compra de este libro en papel tendrá acceso a las siguientes promociones (CÓDIGO PROMOCIONAL INCLUÍDO EN EL INTERIOR DEL LIBRO):

  • Descuento del 100% en la compra del libro electrónico.
Para acceder a esta sección es indispensable la utilización de un código promocional que el cliente podrá encontrar dentro del libro que haya adquirido o por cualquier promoción que realice la editorial.

Pactos de socios de la sociedad anónima

Promociones exclusivas para clientes
Recomendar a un amigo Añadir a mis libros
Libro electrónico*:
Disponible en versión pdf drm Disponible lectura nube
$ 180.00 MXN
*Para visualizar los libros electrónicos debe tener instalado Adobe Digital Edition en su equipo. Para conocer más pulse aquí.

PRESENTACIÓN:
08-sep
Club de Industriales Calle Francisco Javier Gamboa No. 2 esq. Morelos, Guadalajara, Jal.
16:00 horas

La Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM) desde su publicación en 1934 autorizó a los socios de sociedades mercantiles para incorporar en los estatutos sociales normas para regir el funcionamiento y organización interna y externa de la sociedad, incluyendo derechos y obligaciones de los socios, con algunas limitaciones de carácter imperativo o prohibitivo; una de ellas fue la contenida en el artículo 198 de la LGSM, que respondía a la tendencia entonces vigente de que el derecho de voto debía ejercitarse en el seno de la asamblea sin posibilidad de convenir sobre el sentido del mismo ni transmitir dicho voto. La doctrina sostenía todavía a principios del siglo veinte el carácter inderogable e indisponible del derecho de voto, cuyo ejercicio debía hacerse en el seno de la asamblea; así que estaban prohibidos bajo pena de nulidad los pactos de socios que restringieran o limitaran ese derecho de voto; aunque al mismo tiempo se pregonaba la libre circulación de las acciones. No obstante esa prohibición, fue una práctica generalizada en la gran mayoría de los países, que los accionistas celebraran contratos entre ellos para convenir el sentido del voto, restringirlo o limitarlo, así como para determinar las reglas de organización y funcionamiento de la sociedad, de manera ajena y paralela a los propios estatutos e incluso en contravención a los mismos y a la ley; de manera que tales pactos eran secretos y reservados entre los partícipes y ante su incumplimiento los demás socios se veían impedidos a exigir judicialmente su cumplimiento o la indemnización pactada. Todavía en la segunda década del siglo XX, la tendencia de los tribunales era desconocer la validez de los pactos parasociales por considerar que violaban la prohibición de escindir la titularidad de la acción y el voto, por vulnerar el principio de la libre formación de la voluntad en la asamblea, violar las normas de derecho imperativo o de los estatutos, y, además por implicar una usurpación de las competencias del órgano de administración, en quebrantamiento del orden público societario, cuando el pacto versaba sobre la facultad de bloqueo de la junta del consejo de administración; de manera que se conservaba y concebían como gentlement agreements, o pactos de caballeros, cuya finalidad era formar un criterio previo a las asambleas de socios, aunque no existía claramente alguna acción para obligar a los socios sindicados a cumplir con el compromiso pactado. A partir de este siglo, el régimen jurídico de la sociedad anónima da un giro espectacular, como si dejara de ser la sociedad capitalista por excelencia en la que el socio limita sus obligaciones al pago de sus aportaciones, cada acción concede un derecho de voto, no existen acciones sin voto ni de voto plural y el voto se ejerce en el seno de la asamblea; este ente se transforma para dar paso a una sociedad anónima contemporánea en la que los accionistas pueden quedar sujetos y obligados al cumplimiento de otras obligaciones adicionales; pueden emitirse varias 16 Soyla H. León Tovar clases de acciones, incluyendo sin derecho de voto y de veto; las acciones pueden quedar sujetas a cualquier clases de limitaciones a la libre circulabidad, los socios pueden ser excluidos de la sociedad; privados de sus derecho de suscripción preferente y también pueden celebrar convenios específicos que deban ser incluidos en los estatutos (vgr. el sistema de administración)? denominados pactos estatutarios? que regirán y obligarán a todos los socios; o bien pactos entre uno o varios socios entre sí o con terceros, que no formarán parte de los estatutos sociales, sino que se celebran al margen de los mismos, ya sea porque son reservados o divulgados, pero que solo obligan y confieren derecho en principio a los participantes; por ejemplo pactos sobre el derecho de voto, para que, entre otros, se unifique el voto para constituir mayorías, para enfrentar dichas mayorías, para exigir responsabilidad a los administradores, para aprobar o reprobar estados financieros, para convenir sobre la administración de la sociedad; etc., cuestiones muchas de ellas que por razones particulares de los socios participantes del pacto parasocial no desean ni incorporar a los estatutos sociales ni hacerlos del conocimiento de terceros; lo que es posible en México siempre que no se trate de sociedades cotizadas, porque en tal caso, la ley exige su divulgación. En este libro me refiero a los pactos de socios, su historia, a su clases, los tipos de pactos y sus consecuencias, incluyendo la oponibilidad e inoponibilidad de los mismos.

Libros escritos por

Soyla H. León Tovar

Si no se cargan automáticamente los resultados, pulse aqui para cargar