Pedidos y atención al cliente
TLF: 963 392 051 / FAX: 963 615 480

Cesta de la compra

Cesta de compras
 
Nuevo diccionario latino español etimológico. Raimundo de Miguel.
Fecha publicación: 2001
Editorial: Visor
Colección:

1ª Edición / 1254 págs. / Tapa dura / Castellano / Libro

ISBN13:9788475228464
Observaciones:

Nuevo diccionario latino español etimológico

Recomendar a un amigo Añadir a mis libros

Que el Diccionario Latino-Español de Raimundo de Miguel vuelva a encontrarse en librerías es una formidable noticia. Quienes lo hemos utilizado a conciencia para traducir textos latinos en lengua castellana sabemos de sus muchas virtudes lexicográficas. Yo me serví, y me sirvo todavía, de una edición relativamente temprana, la 11ª, de 1897 (Madrid, Sáenz de Jubera, Hermanos), que tuve la fortuna de adquirir en una de esas entrañables librerías de la calle de los Libreros. Luego siguió imprimiéndose, tal vez hasta la guerra civil, pero sus páginas fueron adelgazando en gramaje y perdiendo legibilidad; recuerdo el ejemplar que había en el Instituto de Filología del CSIC, casi la mitad de grueso que mi flamante undécima edición y muchísimo más borroso. llamamos "de Miguel" al benemérito Diccionario cuando habríamos de decir, con más propiedad, "de Miguel y Morante", pues son dos personas, Raimundo de Miguel, Catedrático de Latín en el madrileño Instituto de San Isidro, y el Marqués de Morante, Catedrático de Derecho y Magistrado del Tribunal Supremo, quienes firman la obra (por más que don Raimundo figure en primer lugar y con letras más gruesas, pues a él correspondió la mayor parte del trabajo lexicográfico). Lo cierto es que, desde el 30 de julio de 1867, fecha en que ambos autores se dirigen al Real Consejo de Instrucción Pública presentando el Diccionario, los estudiosos de la lengua latina y los meros aficionados a la misma contaban en España con un léxico manejable y, a la vez, riguroso que les facilitaba sus excursiones por la lengua de Roma y que iba acompañado, además, de un utilísimo vocabulario español-latino "para uso de los jóvenes que frecuentan nuestras escuelas" y de un breve tratado de sinónimos latinos, "indispensable para llegar a percibir ciertos primores y delicadezas de la lengua". Mi "de Miguel" está encuadernado en recia pasta española. Cuando lo compré, ya presentaba huellas de un uso continuado. Cuando lo hereden mis hijos, el uso generoso habrá degenerado en abuso, a juzgar por el tute que mis manos y mis ojos le han dado hasta el día de hoy y le seguirán dando hasta que me muera. Ha sido un compañero fiel de despacho, tanto en mi casa como en mi oficina. Lo asocio, de manera especial, con una traducción de la Historia de los reyes de Britania, de Geoffrey de Monmouth, que publiqué a la vez en Editora Nacional y en Siruela allá por 1984; recuerdo el Diccionario sobre la mesa del comedor de la casa de mis padres en Mataespesa, un verano (¿1982?) que pasé allí con mi hijo Álvaro y en el que aprovechaba yo el silencio de las madrugadas para adelantar mi versión de Geoffrey Más o menos por esa época, coincidente en Madrid con la inolvidable "movida", mi amiga María Jesús Montal, a quien todos llamamos Chiquí, me regaló otro libro de Raimundo de Miguel, una Exposición gramatical, critica, filosófica y razonada, de la Epístola de Q. Horacío Flaco a los Pisones sobre el arte poética, y traducción de la misma en verso castellano para uso de los jóvenes que se dedican al estudio de las Humanidades (5ª edición, Madrid, Sáenz de Jubera, Hermanos, 1895). Es la segunda y última obra de don Rairnundo que se guarda en " biblioteca. Chiquí trabajaba entonces en una tienda de postales antiguas de la calle Almirante, y encartó en el libro una preciosa postal antigua y en color de la catedral de Worcester, vista desde su lado más espectral y fantasmagórico: el sudoeste. De la misma manera que la postal de Chiqui sigue en su sitio, acompañando a la Exposición gramatical de la Epístula ad Pisones por los siglos de los siglos, mi aprecio por el Diccionario Latíno-Español de Raimundo de Miguel permanece indeleble y hasta yo diría que al alza, por lo que su reedición por Visor se me antoja un acontecimiento cultural de primer orden. Más de ciento treinta años después, se podrá utilizar el "de Miguel" en España y Latinoamérica sin tener que perderse en el intrincado laberinto de las librerías de viejo. Gracias, Visor. Gracias, don Raimundo. Hoy estamos de enhorabuena.

Libros escritos por

Raimundo de Miguel

Si no se cargan automáticamente los resultados, pulse aqui para cargar