Pedidos y atención al cliente
TLF: 963 392 051 / FAX: 963 615 480

Cesta de la compra

Cesta de compras
 
EL TRASTORNO DEL SUEÑO

Es un patrón alterado del sueño, que puede causar dificultad para conciliarlo o permanecer dormido, el quedarse dormido en momentos inapropiados, provocar lapsos de tiempo de sueño excesivos o conductas anormales relacionadas con el sueño.
Causas, incidencia y factores de riesgo
Se han identificado más de cien trastornos diferentes del sueño y de la vigilia agrupados en 4 categorías principales: problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido, problemas para permanecer despierto, problemas para mantener un itinerario de sueño y conductas que trastornan el sueño.


PROBLEMAS PARA CONCILIAR EL SUEÑO Y PERMANECER DORMIDO

El insomnio incluye cualquier combinación que tenga que ver con dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido, desvelos intermitentes y despertarse en la madrugada. Los episodios pueden ser pasajeros, de corto plazo (que duran entre 2 y 3 semanas) o crónicos.
Las enfermedades, depresión, ansiedad, estrés, ambiente para dormir inapropiado (ruido o demasiada luz), cafeína, abuso de alcohol, medicamentos, fumar en exceso, incomodidad física, siestas diurnas, ciertas condiciones médicas y otros hábitos del sueño contraproducentes como ir a dormir temprano y tiempo excesivo en la cama sin dormir son factores comunes relacionados con el insomnio.

Los trastornos pueden ser:
Psicofisiológico (insomnio adquirido)
Síndrome de la fase de sueño retrasado
Trastorno del sueño hipnóticodependiente
Trastorno del sueño estímulodependiente


PROBLEMAS PARA PERMANECER DESPIERTO
Los trastornos por excesiva somnolencia se llaman hipersomnias. Estos incluyen:

Apnea del sueño
Narcolepsia
Síndrome de piernas quietas
Apnea perturbadora del sueño
Apnea central del sueño
Hipersomnia idiopática
Debilidad muscular respiratoria relacionada con el trastorno del sueño


La apnea del sueño afecta principalmente a las personas obesas, pero puede afectar también a aquellos con cuellos cortos o mandíbulas pequeñas, haciendo que la respiración se detenga intermitentemente durante el sueño, por lo que las personas se despiertan repetidas veces, y tienen dificultades para lograr un sueño profundo y prolongado, lo cual les causa una excesiva somnolencia diurna.

La narcolepsia es una condición caracterizada por ataques de sueño durante el día y otras manifestaciones como parálisis del sueño y alucinaciones hipnagógicas. Los ataques de sueño pueden presentarse a pesar de experimentar un sueño adecuado durante la noche.

El síndrome de piernas quietas es una condición con movimientos de la parte inferior de las piernas durante el sueño relacionados con somnolencia diurna o manifestaciones de insomnio.

PROBLEMAS PARA MANTENER UN HORARIO DE SUEÑO
También pueden ocurrir problemas al mantener un horario consistente de sueño y vigilia debido a trastornos en las horas normales de sueño y vigilia. Esto ocurre cuando se viaja cruzando zonas de tiempo y con las personas que trabajan en horarios rotativos, particularmente de noche.

Estos trastornos incluyen:

Percepción errada del estado de sueño (la persona realmente duerme una cantidad de tiempo distinta a la que cree)
Trastorno de sueño por trabajo por turnos
Persona que duerme poco por naturaleza (la persona duerme menos horas de lo "normal" pero no sufre ningún efecto negativo)
Síndrome crónico del cambio de zona de tiempo
Síndrome de sueño y vigilia irregulares

CONDUCTAS QUE TRASTORNAN EL SUEÑO
Las parasomnias son conductas anormales que ocurren durante el sueño y son bastante comunes en los niños. Estas incluyen:

Trastorno de terror nocturno
Caminar dormido
Trastorno de conducta de REM (debido a la falta de sueño REM y a soñar; se puede desarrollar un tipo de psicosis)
El trastorno de terror nocturno es el despertarse súbitamente del sueño con miedo, sudoración, ritmo cardíaco rápido y confusión. La persona que camina dormida no se acuerda que lo estaba haciendo, y afecta a los niños de 2 a 12 años de edad.

En adultos, también puede ser causado por un síndrome orgánico cerebral, reacciones a medicamentos, una enfermedad psicopática y condiciones médicas.

Síntomas

Despertarse de noche
Dificultad para dormir
Excesiva somnolencia diurna
Roncar estridentemente
Episodios de paro respiratorio
Ataques de sueño durante el día
Fatiga diurna
Humor depresivo
Ansiedad
Dificultad para concentrarse
Apatía
Irritabilidad
Pérdida de memoria (o quejas de disminución de memoria)
Movimientos de la parte inferior de las piernas durante el sueño

Nota: Los síntomas pueden variar dependiendo del trastorno en particular.
Signos y exámenes

Examen de latencia de sueño múltiple
Polisomnografía

Tratamiento

Insomnio: el tratamiento está relacionado con la causa (si ésta se determina). Si se observa una causa obvia física o psicológica, se trata la misma. Se deben realizar intentos por controlar el ambiente y los estilos de vida tales como demasiado ruido, luz, cafeína, otros estimulantes y horas de vigilia erráticas. Las drogas para dormir se deben utilizar sólo cuando las receta un médico.

Hipersomnia: se trata la apnea del sueño con reducción del peso y administración de aire bajo presión a través de la nariz. En ocasiones se puede requerir cirugía u otras medidas. Se trata la narcolepsia con medicamentos estimulantes durante el día y se trata el síndrome de las piernas quietas atendiendo el trastorno subyacente con opiáceos y agonistas dopaminérgicos.

Parasomnias: los terrores nocturnos se tratan con hipnosis, técnicas de imágenes guiadas y benzodiazepinas pero se requieren medidas de seguridad para impedir que las personas se lastimen caminando durante la noche.

Las clínicas que tratan trastornos del sueño frecuentemente ayudan a las personas a restaurar sus patrones de sueño normales mediante una variedad de técnicas.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace varía de acuerdo con el tipo de trastorno; algunos trastornos se resuelven espontáneamente.

Complicaciones

Una complicación es la dependencia a los sedantes u otros medicamentos recetados por el médico para tratar trastornos del sueño.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe acudir al médico si el exceso o la falta de sueño interfieren con la vida cotidiana.
También se debe acudir al médico si la respiración se detiene por períodos cortos de tiempo.
Prevención

El mantener hábitos de sueño regulares y un ambiente de sueño silencioso pueden evitar algunos trastornos del sueño.

Bibliografía